Cómo ahorrar en Viena

Cómo ahorrar en Viena

Viena no es una ciudad barata, pero siempre es posible ahorrar teniendo en cuenta algunos detalles a la hora de planificar el viaje, elegir el hotel y pensar las visitas que se vayan a realizar.

Reserva vuelo y hotel con antelación

Reservando el hotel y los vuelos con antelación podréis obtener los mejores descuentos. Utilizando nuestro buscador de hoteles podréis encontrar las mejores ofertas. La mayoría de los hoteles permiten la cancelación hasta el día anterior a la llegada y el pago se realiza directamente al llegar.

Tarjetas turísticas

Dependiendo de los lugares que queráis visitar, la mejor forma de ahorrar durante el viaje es hacer uso de las tarjetas turísticas de la ciudad. En Viena hay dos muy buenas opciones.

¿Cuál elegir?

La tarjeta Vienna Pass es la opción acertada, ya que incluye la entrada sin cola a los principales puntos de interés de la ciudad y también se puede contratar con el transporte público incluido. Si solo estáis interesados en utilizar el transporte y algún pequeño descuento podéis optar por la Vienna Card.

Transporte

Aunque el precio del transporte público de Viena no es elevado, podéis ahorrar comprando abonos diarios. Si no queréis adquirir las tarjetas turísticas podéis comprar abonos de uno o varios días.