Museo Freud

El Museo Freud se ha convertido en una de las casas más famosas de Viena, ya que es el lugar en el que vivió y trabajó el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, durante más de 30 años.

Conociendo a Freud

En la casa se exponen más de 400 objetos, cartas, libros, muebles y fotografías de la época que ayudan a documentar la vida de Freud.

Aunque tuvo que irse de la casa con prisa cuando los nazis le obligaron a abandonar la ciudad, Freud tuvo tiempo de llevarse gran parte de sus pertenencias a Londres y sólo se conservan los muebles de la sala de espera de la consulta.

Interesante pero no imprescindible

El Museo Freud es un lugar importante debido a la gran relevancia que ha tenido Freud a lo largo de la historia, pero no lo consideramos uno de los museos imprescindibles de Viena.

Las exposiciones van encaminadas a entender cómo fue su vida, pero no son demasiado visuales, sino que una gran parte de la información que se nos aporta tenemos que leerla.

Si os decidís a visitarlo, a la entrada os harán entrega de una carpeta con información en español para poder seguir el hilo de las exposiciones.

Horario

Todos los días de 10:00 a 18:00 horas.

Precio

Adultos: 9 (10,90 US$)
Estudiantes de 18 a 27 años: 6 (7,20 US$)
Vienna Card: 8,50 (10,30 US$)
Niños de 12 a 18 años: 3 (3,60 US$)
Acceso gratuito con Vienna Pass.

Transporte

Metro: Schottentor, línea U2.
Tranvía: Schlickgasse, líneas 1 y D.
Autobús: Berggasse, línea 40A.