Iglesia de San Pedro (Peterskirche)

Iglesia de San Pedro (Peterskirche)

El edificio actual data del siglo XVIII, aunque se tiene constancia de que hubo una iglesia en el mismo lugar desde hace más de 1.600 años. Se dice que tiene un aspecto similar a la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Situada en pleno corazón de Viena, muy cerca de la catedral, la Iglesia de San Pedro está inspirada en la Basílica de San Pedro de Roma. El edificio actual data del siglo XVIII, aunque se tiene constancia de que hubo una iglesia en el mismo lugar desde hace más de 1.600 años.

En el mismo lugar se levantó la primera iglesia cristiana de Viena, aunque tuvo que ser sustituida en varias ocasiones por diversos motivos.

La iglesia original se convirtió en una iglesia románica. Posteriormente, la iglesia fue arrasada por dos incendios, tras los cuales, en 1733 se consagró la iglesia barroca que podemos ver en la actualidad.

San Pedro por dentro

El interior de la iglesia es uno de los más recargados de la ciudad, repleto de estatuas y una ostentosa decoración basada en detalles dorados.

La iglesia presenta una planta ovalada coronada por una cúpula en la que destacan los frescos que ilustran la Asunción de la Virgen.

Merece una pequeña visita

La iglesia de San Pedro es una de las iglesias más importantes de la ciudad, su entrada es gratuita y se encuentra situada en pleno centro de Viena, junto a la catedral. Son razones más que suficientes para acercarse a conocer un edificio con tanta historia.

Horario

De lunes a viernes: de 7:00 a 20:00 horas.
Sábados, domingos y festivos: de 9:00 a 21:00 horas.

Precio

Acceso gratuito.

Transporte

Metro: Stephansplatz, líneas U1 y U3.
Autobús: Petersplatz, líneas 1A, 2A y 3A.